TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90

DE INTERÉS GENERAL 2

DE INTERÉS GENERAL (CONTINUACIÓN AL ARTICULO 1)

         Sobre la imperiosa necesidad de reconvertir el almacén del trigo en un nuevo salón de bodas, bautizos, comuniones y festejos varios (en la planimetría oficial y en el inevitable rótulo figurará como salón de usos múltiples, supongo), que parece afectarle a nuestros gobernantes locales, voy a presentar algunas propuestas mucho más sencillas, prácticas y económicas en las que, según parece, ellos no han pensado.

         La nave junto al embarcadero

No conozco más uso oficial que como pabellón ferial durante tres días al año. Se ha utilizado para bodas, comuniones y otros acontecimientos de carácter privado. Carece de las infraestructuras sanitarias óptimas para dar servicio a todo el público que se concentra en estos acontecimientos (solo tiene un váter para mujeres, desconozco el de hombres). Se trata de un espacio muy amplio con una apariencia anodina y vulgar, donde no supondría ningún problema estético ampliar a medida de las necesidades que surgieran con el tiempo. Añadirle cocinas, baños, spa, una sauna nórdica o una pista de patinaje sobre hielo sólo sería cuestión de más o menos pasta y fantasía. Por cierto,  ya van ¿diez? ediciones de la feria y el acondicionamiento de los exteriores aún continúa provisional; ir de un pabellón a otro conlleva darte un baño de polvo y sol que podría promocionarse como deporte de riesgo ¿tan difícil es plantar un par de hileras de árboles de sombra y hacer una senda con unos remolques de grava o similar? Muchas veces las cosas sencillas resultan más eficaces que las complicadas y caras; claro que no dan opción a montar esas inauguraciones con discurso incluido que tan elegantes quedan en las fotos.

         El actual salón municipal

También conocido como “baile de la gaviota”, mercado de abastos sin estrenar y, en origen, almacenes del sindicato (más correcto sería del pueblo puesto que se hicieron a peón de villa). Dispone de dos puertas a la calle (entrada y salida, o viceversa) y otra al corral del ayuntamiento (llamarle patio a eso es casi difamación), por lo que parece fácil de evacuar en caso necesario. Cuenta también con unos servicios (para ambos sexos, pero en el nicho del otro lado de la puerta pueden edificarse los de personas con problemas de accesibilidad) acordes con el aforo del recinto. Ofrece así mismo una cámara frigorífica en uso (la otra se está utilizando como trastero, pero podría tornar a su condición original, pienso yo). No parece difícil completar las instalaciones con una cocina, barbacoa (con ventana al corral o a la calle) y cualquier otra minucia que disponga la normativa vigente.

         La cafetería del embarcadero

         Su uso oficial se limita, creo, a los tres días de feria. El resto del año está a disposición de quien la solicite. A lo que parece está hecha una pena, pero siempre le saldrá más barato al ayuntamiento reparar una obra ya existente que comenzar otra nueva. Además, su arreglo contemplaría el aprovechamiento de los recursos existentes, pues no se trata, pienso yo, de que cada equipo de gobierno deba dejarle al pueblo un nuevo edificio para que en las siguientes legislaturas se vean abandonados, arruinados y sustituidos por otros; eso, señores, no parece una gestión acertada de los recursos municipales. A bote pronto, recordarles el tiempo y el esfuerzo que ha costado “colocar” el matadero; el mercado de abastos hubo que reconvertirlo en baile para sacarle un beneficio (la transformación no salió gratis, supongo); los semáforos de la calle Carretas no han funcionado nunca, aunque llevan unos pocos años instalados e impidiendo el uso de la acera a los peatones; podría seguir, pero la lista  es larga y hoy estamos a otra cosa.

         Así pues, nuestro ayuntamiento dispone de unas instalaciones casi perfectas para los objetivos requeridos para nuevo local. Quizá con una inversión mínima podrían acometerse unas pequeñas modificaciones que dejarían estas edificaciones casi perfectas. En todo caso, desde El Píngano al Quinto de los Guarros y desde el río hasta la sierra, cuenta con algunos metros cuadrados para realizar cualquier quimera por disparatada o no que pueda resultar.

         Los señores que integran el gobierno municipal podrán argüir que no existen instalaciones para los programas culturales, pero en este aspecto también se recogen algunas propuestas bastante interesantes.

         El salón parroquial

         No lo conozco bien después de las reformas del ex párroco, aunque parece reunir los requisitos mínimos necesarios para que el grupo local de teatro ensaye y ofrezca sus actuaciones. En verano el lugar más apropiado son las plazas (les recuerdo que la Compañía Nacional, con Lope y Calderón en su repertorio, no tiene reparos en actuar en el Hospital de San Juan, un espacio escénico que carece de tejado. Mérida podría ser otro ejemplo). En este sentido, la plaza del ejido (desconozco el nombre oficial) es un buen lugar para disfrutar del buen tiempo; tiene un aforo importante y, además, pueden aprovecharse las gradas como “butacas” complementarias. Aquí ofrece la banda de música su concierto de verano y también se celebran otros eventos más o menos lúdicos.

Se podría argumentar que este espacio es propiedad de la parroquia, pero les recuerdo que el ayuntamiento ha mostrado generosidad más que sobrada en las actividades constructivas parroquiales (vaya lo uno por lo otro).

         El edificio del bar de los jubilados

No conozco bien sus instalaciones, aunque recuerdo un salón abajo y dos arriba. No son muy grandes, pero en Agudo vivimos poca gente y las actividades culturales no suelen ser multitudinarias. Roscones, paellas, sardinas y demás refacciones oficiales entrarían en el apartado pan y circo, y pueden acoplarse perfectamente en la sección bodas, bautizos y comuniones.

         El ayuntamiento viejo

¡Qué lástima! Este edificio se deteriora a un ritmo más rápido del que los equipos de gobierno local han llevado a la hora de reparar. Contar minuciosamente una historia que todos conocemos no tiene sentido, aunque no viene mal recordar unos pocos datos puntuales para que ustedes (los gobernantes) y nosotros (el pueblo) nos situemos.

  • Fue durante una de las legislaturas de Saturnino Agenjo cuando tuvieron lugar las obras de remodelación de una parte del edificio (lo sé bien, porque la idea original era dejar la carcasa y remodelar todo el interior. También reconozco que, afortunadamente, se modificó el plan). Las actuaciones afectaron a la fachada, a la mitad norte del tejado y a las dependencias utilizadas para usos administrativos y de gobierno. La última vez que tuve acceso al interior las puertas de los balcones no cerraban bien, había unas goteras importantes en el muro oeste, los servicios presentaban un aspecto deplorable y los cristales de la puerta de lo que fuera el salón de plenos habían sido sustituidos por cartones. Ignoro si seguirá igual o se habrá reparado algo.
  • La parte conocida como casa del alguacil formó parte de una escuela taller. La rehabilitación se estaba llevando a cabo con bastante acierto, creo, pero se acabó la escuela taller y se suspendió la intervención. La última vez que accedí al interior las palomas estaban entrando por una ventana y colonizaban las dependencias. No tengo más datos.
  • La zona de la cárcel está penosa. No he tenido acceso, pero no es necesario entrar para confirmar el estado en que se halla.
  • La planta baja del pósito (la mitad sur del edificio) se rehabilitó, respetando y destacando la fábrica original. Se utilizó brevemente como sede de la asociación de jóvenes y ahora es almacén de trastos, creo. Hubo una propuesta para convertirlo en un museo desde donde divulgar la existencia de la hermandad de los auroros, pero no cuajó. La cofradía era un tema muy viejo y, supongo, no cabía en la línea seguida en la política cultural local. En esta planta se ubica una dependencia con acceso desde la calle. No se ha intervenido en ella en los últimos años y dispone de váter y lavabo, aunque es pequeña.
  • En la planta superior del pósito se ha actuado recientemente. Cabe destacar la deplorable decisión de rebajar la inclinación del tejado hasta igualarlo con la mitad norte, que ya se modernizó en su momento, optando por la vía cómoda; la teja mixta super-roja le aporta vistosidad y expresa la tendencia estética del equipo directivo. Supongo que alguien se habrá encargado de documentar la apariencia original con el fin de que los futuros agudeños tengan una idea del pasado de su pueblo. Quizá nadie cayó en que el edificio ya existía en 1848, aunque eso parece no haberse tenido en cuenta. Está escrito, el dato lo recogió el diccionario de Madoz y los hemos repetido otros hasta la saciedad.
  • La dependencia donde vivió Jamido no sé en qué condiciones se encuentra, aunque también está ahí.

          En la actualidad, llamar mínimo al uso que hacen nuestros gobernantes locales de este edificio es exagerar. Hasta donde conozco, creo que lo único que se hace allí es impartir un taller de samba o similar en la planta superior del pósito. El inmueble dispone de varios espacios independientes de tamaños variados que pueden servir en el caso de que el ayuntamiento decidiera invertir en cultura. Es cierto que necesita reparaciones, pero es igual de cierto que la conservación de este edificio es obligación (moral seguro, legal lo voy a preguntar) del ayuntamiento. No es insignificante el conjunto de edificios históricos reconvertidos en centros culturales (que no chiringuitos para celebraciones gastronómicas); no sería mala idea que éste se sumara al grupo, además, aportaría vida a una zona del pueblo que se encuentra bastante despoblada.

          El repertorio de infraestructuras municipales recogidas en este escrito creo que colman con creces las necesidades de una población que anda en torno a los 1.700 habitantes y muestra clara tendencia a disminuir. Salvo que el ayuntamiento pretenda montar una empresa de salones para eventos gastronómicos con el fin de dar empleo a un sector del vecindario,  no veo la necesidad de incrementar el número de locales para celebraciones. Quizá se trata de que les sobra la pasta y no saben qué hacer con ella. Pues en este caso también se sugieren algunas propuestas:

  • Recordar al equipo de gobierno las condiciones en que se encuentra el agua que sale por el grifo. Se supone que es apta para el consumo humano porque, en ningún momento, el ayuntamiento ha notificado lo contrario a los vecinos, al menos yo no me he enterado. En teoría existe una planta potabilizadora, lo que no me queda claro es si funciona o no a tenor de los resultados. Además de la calidad, recordarles la frecuencia de los cortes de suministro. No olvidar tampoco el importante incremento de la factura por unos servicios que dejan mucho que desear. Tengan presente que el suministro del agua sí afecta a todos los vecinos y las mejoras que se acometan al respecto repercutirán positivamente en toda la población. A fin de cuentas la gente se bautiza y hace la comunión una vez en la vida, como mucho, pero bebe agua y se lava hasta que se muere.
  • Refrescarles la memoria sobre el estado de las calles y aceras, que, al menos en teoría, son competencia del ayuntamiento. En este punto hablo con experiencia propia porque están a punto de cumplirse dos años que el ayuntamiento decidió asfaltar mi calleja (C/ Peligros) con tan mala pata que elevó el nivel de la calle sobre el de la acera y, cuando llueve, en el acceso a mi casa se forma una balsa (el umbral no destaca de la acera porque en una “reforma” anterior otro equipo gestor decidió levantar la acera). Comuniqué verbalmente los hechos en el ayuntamiento y ni caso; repetí la protesta por escrito y aún estoy esperando una solución a la pifia causada por el propio ayuntamiento. Me consta que no se trata de un caso aislado y en circunstancias similares se hallan diferentes inmuebles del entramado urbano, pendientes de una solución que tarda en llegar.

Podría incluir algunas opciones más, pero no es ese el motivo del escrito. La intención de esta carta abierta a todos los interesados es recordarles que:

  • el almacén del trigo es, seguramente, la única edificación de interés, más o menos intacta, que queda en Agudo. Su conservación debería ser una cuestión prioritaria, entre otras cosas porque su fábrica reúne una serie de características que lo convierten en un edificio único (de eso han informado personas que conocen el tema mejor que yo).
  • Transformarlo en una especie de chiringuito para celebraciones gastronómicas carece de sentido porque esas funciones ya se han contemplado en otros edificios municipales.
  • Convertirlo en un espacio de usos varios (chiringuito, salón de actos, etc.) no tiene lógica porque los asistentes a la hipotética conferencia o exposición saldrán oliendo a sardinas o pinchos morunos del evento gastronómico realizado el día anterior.
  • Reparar los desperfectos conforme a unos criterios acordes con la morfología del edificio sería la actuación más razonable.
  • Mantenerlo como un espacio diáfano sin que su fábrica resulte afectada podría ser una medida provisional hasta que se medite sobre la solución adecuada. De este modo podrían celebrarse eventos culturales, lúdicos, etc. que no necesiten de unas instalaciones más propias de un mesón.

Que este escrito y el anterior se hayan hecho públicos en lugar de meterlos por ventanilla en las oficinas municipales responde a unos motivos bien simples; primero porque la obra parece avanzar deprisa y los daños en la fábrica serán irreversibles; en segundo lugar porque es importante que todos contemos con la información necesaria para poder decidir (ustedes, los que mandan) y opinar (nosotros, los que les hemos votado y hemos de cargar con los efectos de sus decisiones).

 

Autor: Isabel Cabrera.

Related posts

Esta web hace uso de sus cookies locales, necesitamos ACEPTE para el correcto funcionamiento de la web..
ACEPTAR USO COOKIES
x