TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90

La manga de gitana rellena con leche condensada cocida

Durante muchos años, la estrella de las bodas en Agudo fue, sin lugar a dudas, la manga de gitana rellena con leche condensada cocida. Por entonces, este bizcocho de coste elevado, generalmente, solo se saboreaba en ese tipo de celebraciones.  Repartían un trozo muy pequeño por persona y, si tocaba de la orilla, el relleno no alcanzaba.

Si no recuerdo mal, la leche condensada es un producto originado  en Estados Unidos, que se conoció en Europa hacia 1860. En Agudo ya se consumía desde, al menos, comienzos del siglo XX aunque, al tratarse de un producto caro, su consumo solía limitarse a personas con problemas de salud en sustitución de la leche fresca, que no siempre estaba disponible. En cuanto a la acertada circunstancia de cocer al baño maría la lata de leche para rellenar una plancha de bizcocho, he de reconocer que no tengo ni la más remota idea, aunque me han contado que hacia 1920 ya se conocía esta estupenda receta.

Con el tiempo e internet nos hemos enterado que en Sudamérica  preparan un artículo similar a nuestra leche condensada cocida, al que denominan dulce de leche y cuya autoría se disputan varios países de allí. Según he leído se prepara con leche, azúcar y un poco de bicarbonato, que se dejan cocer hasta que se convierte en una crema caramelizada. He observado que ya está presente con ese mismo nombre en los supermercados de aquí y también he averiguado que, a fin de abreviar el proceso, algunas personas recomiendan cocer un bote de leche tal y como han hecho nuestro antecesores durante decenas de años. Con estos datos y nuestra habilidad para asumir cualquier disparate foráneo, no hace falta ser un genio para adivinar que a la Manga de gitana rellena con leche condensada cocida le quedan dos telediarios y que desde ya mismo comenzaremos a conocerla como Brazo de gitano con dulce de leche (lo de brazo de gitano ya no suena extraño).

Desconozco si en la Península Ibérica hubo un manjar parecido antes de la introducción de la leche condensada, pero es de sobra conocido que en Agudo se usaba la leche con caramelo muy caliente como remedio para el constipado. En todo caso, tengo serias dudas sobre el descubrimiento de la crema de leche caramelizada por parte de algún país sudamericano. La domesticación de cabras, ovejas y vacas, y el consumo de su leche están constatados en la Península desde tiempos prehistóricos, y a cultivar la caña de azúcar, si no recuerdo mal, nos enseñaron los árabes a partir de lo del 711; todo ello viajó hacia América después de 1492. Ya es casualidad que Europa, África del Norte y Oriente Próximo, cuna de nuestro Neolítico, se quedaran de brazos cruzados esperando el milagro de tierras ignotas para ellos.

A Sudamérica le debemos la patata, el cacao, el pimiento y el tomate, entre otros ingredientes imprescindibles en la cocina local, pero vacas, ovejas, cabras y caña de azúcar no son autóctonos de esa parte del mundo y arribaron allí en los mismos barcos utilizados para traer los primeros. Vaya una cosa por la otra…

Related posts

Esta web hace uso de sus cookies locales, necesitamos ACEPTE para el correcto funcionamiento de la web..
ACEPTAR USO COOKIES
x