TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90

Pasión, economía y gastronomía: la caza vista por mujeres que viven de ella

Las participantes en el café-coloquio ‘La mujer y la caza’ esta tarde en Fecircatur / Clara Manzano

Una decena de mujeres que aprovechan los recursos cinegéticos de Ciudad Real reivindican desde Fecircatur más respeto para una actividad “de amor por la naturaleza”. “Hay que educar sobre caza en las escuelas”, dicen. 
Nadie ama más la naturaleza y la respeta que un cazador. “Yo soy cazadora porque la caza es mi vida. Madrugar, salir al campo, las tardes en contacto con la naturaleza me lo dan todo”. Ana Belén Parra, cazadora y organizadora de monterías en la comarca de Viso del Marqués habla así de la actividad cinegética, un sector que en muchos pueblos de Ciudad Real es casi el único medio de vida, y que cree que no tiene la proyección mediática que merece. Opinión que ha compartido esta tarde con otras ocho mujeres más en torno a un café coloquio organizado por la Asociación de Mujeres y Familias de Ámbito Rural, Amfar, todas ellas con algo en común: su relación con la caza, bien como empresarias, o científicas o aficionadas, dentro de la Feria de la Caza de Ciudad Real, Fecircatur, que se celebra este fin de semana en la capital.
A medio camino entre un campo y otro se encuentra Ángela Ormeño, una de las pocas rehaleras de España que compatibiliza su trabajo en una oficina bancaria con su pasión: el amor a los perros y la caza. Hija de rehalero, Ormeño dedica la mayor parte de su tiempo de ocio al cuidado de una rehala de 70 perros (le ayuda su marido) a los que entrena, cuida y saca de montería en cuanto empieza la temporada.

No es un deporte de ricos
“La caza no es un deporte de ricos, hay monterías de cotos sociales muy asequibles y otras desde 250 euros”, añade Teresa Piqueras, cazadora de Los Yébenes (Toledo), para la que cazar “es una forma de vida”. Madrileña sin conocimiento de lo que suponía salir al campo, matar una pieza, cocinarla y comerla, llegar a Los Yébenes le cambio la vida, “los cazadores somos los que más amamos la naturaleza”, asegura.
En el coloquio también ha participado Gloria Jordán, científica que impulsó el máster de Estudios Cinegéticos del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC), de la Universidad de Castilla-La Mancha. Sin disparar un solo tiro Jordán ha hecho grandes aportaciones por una actividad que en su opinión “hay que poner en valor” e incluso “enseñar en las escuelas”, ante el avance del papanatismo con el que, según dice, “los medios de comunicación y buena parte de la sociedad miran sin conocer la actividad cinegética”.

El cazador no es malo
Jordán también desarrolló el proyecto ‘Caza y escuela en las aulas’, para familiarizar a los escolares con la caza y el respeto a la naturaleza, y de paso desmontar el mito del cazador/a como esa persona “mala” que mata animales, un juicio de valor que enerva  también a las otras participantes en el coloquio: Belén García Castro, hostelera del Mesón Octavio de Ciudad Real; Pilar Pozo, comerciante de carne de caza de Agudo, Victoria Díaz-Patón; veterinaria y artesana, Angelina Ruiz, especialista en moda y propietaria de una escuela de modelos que se atrave con la moda cinegética, y Mareli García-Arévalo, periodista de caza que ha denunciado “el acoso” al que están siendo sometidos los aficionados en las redes sociales.

Más platos de caza en los menús
Pese a importancia en cifras que tiene el sector en Ciudad Real y Castilla-La Mancha, a Belén García Castro, dueña del Mesón Octavio, criada “a base de carne de caza”, dice, le sorprendió cuando llegó a Ciudad Real los pocos platos de caza que se podían consumir en los restaurantes de la provincia, pese a la abundancia de la materia prima. El suyo según dice es casi una excepción y recomienda a la gente que compre, cocine y pruebe carne de caza, “a la carne de caza se le puede sacar muchísimo partido. Animo a todos los jefes de cocina de los restaurantes de la provincia a cocinar más platos de caza”.
Victoria Díaz-Patón, veterinaria y artesana, además de aficionada a la caza ha sabido convertir en arte materiales únicos procedentes de las piezas de caza. “Lo aprovecho todo, cuernas, huesos, dientes”, ha explicado esta tarde en el café. Díaz-Patón ha hecho hincapié en lo cotizadísimos que están los desmogues de los venados (las cuernas que se les caen cada primavera) en el mercado internacional. “En muchos países asiáticos se utilizan machacados como afrodisíacos”.
El café-coloquio ‘Mujer y caza’ lo ha moderado la presidenta de Amfar Lola Merino que ha elogiado “a las de mujeres que han sabido encontrar el valor añadido que ofrece la caza para el desarrollo de distintas actividades económicas”.

 

 

Fuente: http://www.lanzadigital.com/provincia/ciudad-real/pasion-economia-gastronomialacaza-vista-mujeres-viven/

 

Related posts

2 Comments

  1. MashaPhype

    Este mensaje se publica aquí usando XRumer + XEvil 4.0
    XEvil 4.0 es una aplicación revolucionaria que puede evitar casi cualquier protección anti-botnet.
    Captcha Reconocimiento Google (ReCaptcha-1, ReCaptcha-2), Facebook, Yandex, VKontakte, Captcha Com y más de 8,4 millones de otros tipos!

    ¡Usted lee esto – significa que trabaja! 😉
    Detalles en el sitio web oficial de XEvil.Net, hay una versión de demostración gratuita.

    Reply
  2. Jean

    you are actually a just right webmaster. The site loading velocity is incredible. It sort of feels that you’re doing any unique trick. Furthermore, The contents are masterwork. you’ve performed a excellent job in this topic!

    Reply

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web hace uso de sus cookies locales, necesitamos ACEPTE para el correcto funcionamiento de la web..
ACEPTAR USO COOKIES
x