TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90

“Un pavimento procedente de la Ermita de la Virgen”

8 El pavimento de La Virgen_01

Losetas de pizarra y mármol colocadas en el granero de una casa de Agudo

En el muro izquierdo de la entrada principal de La Virgen se observan unas inscripciones, que informan sobre la pavimentación de la ermita en dos ocasiones. El solado más antiguo se realizó en 1884, según consta en la propia inscripción y en un inventario del archivo parroquial. En
el inventario se menciona un suelo de pizarra negra en la ermita y pizarra negra es la materia prima en la que se cinceló el texto. La lápida contiene también el sello de la Compañía Pizarrera de Villar del Rey, de lo que cabe deducir que sería en esta población pacense, situada a medio camino entre Badajoz y Alburquerque, donde se realizarían las losetas utilizadas en la ermita. Villar del Rey dista más de 200 kilómetros de Agudo y, aunque la comunicación entre ambas poblaciones no debió ser demasiado complicada a través del antiguo camino de La Mancha a Extremadura, no parece ser el lugar más idóneo para que los administradores de La Virgen se surtieran de materiales constructivos, a menos que conocieran la localidad por cualquier otra razón. Por un plano urbano de Agudo, que data de 1885 y pertenece al Instituto Geográfico Nacional de España, sabemos que en esa fecha ya existía un cementerio adosado al muro norte de la ermita, también pudimos observar en su momento que buena parte de las lápidas de esta necrópolis se esculpieron sobre pizarra; así pues, no resulta muy descabellado deducir que las
piezas del enlosado pudieron llegar aquí siguiendo los mismos cauces que las laudes funerarias usadas en el recinto anejo, ya fuera en tratos directos con la empresa matriz, o mediante intermediarios establecidos a medio camino.
La segunda inscripción alude a un nuevo pavimento que se colocó en 1929, atendiendo a la placa conmemorativa o en 1931 según el inventario de la parroquia. La fecha nos pareció lo suficientemente tardía como para que algún vecino pudiera recordar el anterior y decidimos investigar al respecto. Dos personas afirmaron que el suelo eliminado se disponía en forma de tablero de ajedrez y combinaba los colores blanco y negro (es de suponer que se trataría del que pusieron en 1884, pues no se conocen datos sobre ninguna otra en el periodo intermedio). El inventario correspondiente no incluye descripción. Hace unos años despertó mi curiosidad un suelo de mármol blanco y pizarra negra, que pude contemplar en el granero de una casa construida en los primeros años de la tercera década del siglo pasado. Las losas, claramente reutilizadas, estaban muy deterioradas y, sin lugar a dudas, ya habían ejercido su función en otra estancia más noble. De otro modo, los pavimentos de pizarra y mármol no son característicos de la arquitectura vernácula, y por esta causa no resultaba probable que procedieran de un aposento principal de la casa derribada. Por información oral sabemos que en esas fechas los materiales constructivos son casi todos de elaboración local y factura artesanal, por lo que se requiere un tiempo para reunir lo más imprescindible (adobes, ladrillos, baldosas, tejas, vigas, etc.), y que los edificios se derribaban a mano, reaprovechándose cualquier cosa que pudiera servir. Con estos datos, deducir que los responsables de la ermita trataran de obtener algún dinero de sus viejas losetas y que los propietarios de la casa pendiente de construir procuraran disminuir costes, adquiriendo un material de segunda mano para el granero, no resulta complicado. Unas cuantas indagaciones confirmaron que el suelo, que cubre parcialmente el citado granero en la actualidad, formó parte del pavimento eliminado de la ermita de La Virgen en 1929 o 1931.

Bibliografía:
-Mi agradecimiento a todos aquéllos que me han proporcionado alguna información útil para la
elaboración de este texto y, sobre todo, a Salva Jiménez por facilitarme el plano urbano de 1885 antes de
publicarlo en su blog.
-Los datos procedentes de los inventarios de la ermita de La Virgen los obtuve en el archivo de la parroquia
de Agudo.

Related posts

Esta web hace uso de sus cookies locales, necesitamos ACEPTE para el correcto funcionamiento de la web..
ACEPTAR USO COOKIES
x