TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90
TOP – ANCHO – 728X90

UNA OPINION ANÓNIMA

Me gustaría que lo publicases en el apartado opinión, si te parece bien. Un saludo Con este escrito no pretendo hacer una crítica, sino animar a hacer una reflexión a todas las personas que lo lean y les apetezca pensar. Hasta hace unos 20 años, nos hemos criado desde muy niños, sueltos en las calles. De hecho a mí, mi madre únicamente me acompañó al colegio el primer día de cada curso, incluso en parvulitos, es decir las calles iban llenas de niños de 4 a 14 años, sin sus padres por las calles. ¿Es esto posible hoy en día? Evidentemente no. ¿Cuáles son las causas?: La primera que se nos puede venir a la mente es el robo y secuestro de niños, etc., el hecho de que nuestro pueblo, por suerte o por desgracia, esté tan alejado de grandes núcleos de población nos hacer tener relativa tranquilidad en temas relativos a la delincuencia, etc. Otra causa que se nos ocurre a todos los padres rápidamente es: los coches… podría pillar a nuestro hijo cualquier coche. Efectivamente, desde los años ochenta hasta ahora, en general en toda España, y por ello también en nuestro pueblo, ha el uso que hacemos del coche. En aquella fecha, había un coche por familia que era utilizado por el padre para trabajar en el campo y, de vez en cuando, hacer algún viaje a Ciudad Real. En los años noventa y, sobre todo en lo que llevamos del nuevo siglo, el número de vehículos ha aumentado en gran medida, pero además ha aumentado el uso que hacemos de los vehículos. Desde mi punto de vista, actualmente en nuestro pueblo hay dos colectivos que utilizan el coche en exceso: Personas de mediana edad que lo utilizan para realizar desplazamientos interiores de, algunas veces, varios cientos de metros, (la mayor parte de las veces de menos de un kilómetro), para llevar a los niños al colegio, ir a comprar algo, o ir a tomar un café, y por jóvenes que utiliza el coche como un juguete, dedicando gran parte de su tiempo libre a hacer desplazamientos por el pueblo de arriba abajo y de un lado a otro, sin un origen ni un destino claros. Evidentemente por las costumbres que suelen tener de dar acelerones y frenazos, transitar por las calles a velocidades de 50 y 60 km/h, son los que más contribuyen a que nuestro pequeño pueblo, sea cada vez más de los coches y menos de las personas. Con este escrito quiero animar a que cada uno reflexione sobre el uso que hace del coche, o el uso que permite hacer a sus hijos, y que las autoridades municipales estudien la posibilidad de tomar medidas (denuncias por exceso de velocidad o conducción temeraria, instalación de resaltos, tramos peatonales los días festivos en la calle cervantes y plaza de España) para que, aunque algunos no reflexionen o simplemente les de igual, se siga pudiendo andar por nuestro pueblo. Un agudeño.

Related posts

Esta web hace uso de sus cookies locales, necesitamos ACEPTE para el correcto funcionamiento de la web..
ACEPTAR USO COOKIES
x